¿Qué calentador elegir?

Guía sobre los distintos Calentadores DEL Mercado

Cuando llegamos a casa lo primero que buscamos hacer es darnos una buena ducha de agua caliente. Para ello necesitamos una buena caldera o un calentador de agua. Sin embargo, en el mercado encontramos diferentes marcas, modelos, diseños y tecnologías que nos complican un poco la elección ideal.

A continuación presentaremos un excelente articulo repleto de consideraciones, datos y recomendaciones que debes tener presente a la hora de elegir uno de estos artefactos. Es importante destacar que un calentador eléctrico o un calentador estanco son por norma general las mejores elecciones que puedes tomar, aunque todo depende de tus necesidades.

Recomendaciones para elegir un buen calentador

Actualmente para tener agua caliente en los diferentes grifos del hogar muchos optan por un calentador eléctrico. Sin embargo, el gasto en electricidad puede ser elevado si no le damos un uso adecuado. Una caldera, por su parte, es una de las opciones más económicas del mercado. Pero ¿Cuál es la que necesito? El factor clave a la hora de tomar una decisión son las características de suministro disponibles en tu hogar, a continuación te dejamos unas consideraciones útiles para decidirte:

  • Si tienes o no un suministro de gas constante en casa cuentas con dos excelentes opciones:

     

    • Si tienes: la mejor alternativa es un calentador a gas, este tipo de sistemas los podemos encontrar en dos formatos: calentador estanco o atmosférico. Como dato fundamental a conocer, debes saber que los modelos atmosféricos ya no se fabrican y prácticamente no se venden, ya que la versión estanca presenta una eficiencia y seguridad muy superiores.
    • No tienes: si no tienes un suministro de gas en casa pues se abren dos nuevas alternativas. Se trata del calentador a butano o un buen termo eléctrico.
  • El agua y puntos de salida son un elemento a tomar en consideración, sobre todo hay que tener en cuenta el consumo mensual de agua en la vivienda a la hora de dimensionar correctamente la instalación. Para esto hay que tener un regulador de agua que nos indique el consumo familiar periódicamente. Calcula bien entre las opciones para que no te falte agua mientras te duchas.

     

    • Dependiendo del numero de grifos que deseas abastecer de agua caliente llegue debes tener presente lo siguiente: si solo quieres abastecer un pequeño fregadero y una ducha y no cuentas con saltos de temperatura por encima de los 25 grados centígrados puedes comprar un calentador con una producción de unos seis litros por minuto de agua caliente.
    • En caso contrario, si tienes muchos puntos de salida de agua y el consumo es mayor debes optar por un calentador de agua que tenga una capacidad superior a los 15 litros por minuto.
  • La ubicación de estas calderas es clave para saber qué modelo y tecnología comprar. El sitio es fundamental para determinar si necesitas un calentador estanco o un termo eléctrico.

     

    • Los calentadores atmosféricos deben estar en espacios abiertos o muy bien ventilados. Con esto, cualquier fuga de gas se solventa rápidamente.
    • Un calentador estanco se puede ubicar en espacios reducidos y con mayor comodidad ser manipulados. Sin embargo, su ubicación no debe estar cerca de la cocina ni mucho menos del fogón.

¿Cuáles son las capacidades de los diferentes tipos de calentadores?

Dependiendo de los números grifos y consumo de agua diario debemos considerar la siguiente tabla de comparaciones y mediciones. Esta evaluación es fundamental para no quedarnos sin agua mientras nos duchamos o para que el abastecimiento no se interrumpa si abrimos un grifo mientras otra persona de está duchando. Hay que tener claro que las calderas de gas no tienen almacenamiento de agua, por lo que la calientan de forma instantánea en el momento en el que se consume. Por esto hay que dimensionar correctamente la instalación en función de nuestras necesidades:

  1. Un solo fregadero requiere un equipo que caliente 5 litros por minuto el agua
  2. Para un fregadero o lavabo y una ducha, cuyo salto de temperatura no sea mayor que  25 grados centígrados se requiere de un equipo que caliente 6 litros por minuto el agua
  3. Si tienes un lavabo o fregadero y una ducha que tenga saltos térmicos por encima de los 25 grados centígrados se requiere de un equipo que caliente entre 10 y 12 litros por minuto de agua.
  4. Si tienes un fregadero o lavabo y dos duchas y quieres que se puedan usar simultáneamente sin que estas  tengan un cambio térmico por encima de los 25 C  se requiere un equipo que caliente entre 14 y 15 litros por minuto el agua.
  5. En caso de contar con el fregadero o lavabo y dos duchas simultaneas, que estén con un salto térmico por encima de 25 grados centígrados se necesita un equipo que caliente entre 17 y 20 litros por minutos el agua. Esta instalación se recomienda a viviendas con dos baños, algunos locales comerciales con hidromasaje, peluquerías y similares.

En este punto ¿QUÉ calentador debemos elegir?

Existen dos modelos de calentadores que son muy populares en el mercado. Sus características, ventajas y beneficios hacen que sea una decisión difícil de tomar. Hablamos del calentador estanco o un termo eléctrico. Todo depende de lo que necesites en casa o local comercial. Cada uno ofrece mejores funcionalidades en función al nivel de exigencia que recibirá. Conozcamos un poco sobre ambos modelos:

Calentadores instantáneos de gas

Estos modelos los encontramos a gas natural (GN, N) o butano (GB, B). Se diferencian principalmente en el sistema quemador del combustible. También el sistema de entrada del gas debido a que las presiones usadas varían sustancialmente entre ambos suministros.

Este tipo de calentadores funcionan bajo un circuito muy sencillo en forma de serpentín. El agua pasa por el serpentín sobre una base de fogones que calientan el líquido. El encendido es automático y se realiza una vez la persona abre el grifo del agua. Dentro de estos modelos encontramos tres tipos de calentadores a gas y son:

  • Calentador atmosférico: este recoge el oxígeno directamente de la habitación donde está situado e inicia un proceso de combustión expulsando los gases a través de una chimenea o por la fachada que posee el equipo.
  • Calentador tiro forzado: su funcionamiento es idéntico al calentador atmosférico pero incluye en su proceso un ventilador que ayuda en la expulsión de los gases. Esto evita que el equipo se detenga cuando está en funcionamiento.
  • Calentador estanco: son los modelos más seguros del mercado y también los más eficiente. El proceso de combustión se ejecuta e bajo una cámara completamente hermética. Los gases son lanzados a través de un ventilador.

Ventajas

  • Producen una cantidad de agua caliente completamente limitada.
  • El gas como combustible, en comparación con el calentador eléctrico es mucho más económico.

Inconvenientes

  • La temperatura del agua puede tener variaciones durante su uso, sin previo aviso y de manera repentina.
  • Hay que esperar un mayor tiempo desde que se abre el grifo hasta que se calienta el agua.
  • Requiere de un caudal mínimo de agua para funcionar correctamente.
  • Su proceso de instalación requiere más tiempo y hay que revisar la instalación periódicamente.
  • En caso de usar un calentador con butano se necesitan bombonas para recargar el servicio y no quedarnos sin agua caliente.

Calentador eléctrico (termo eléctrico)

El calentador eléctrico o mejor conocido como termo eléctrico es un equipo que funciona solo con electricidad. Si tu vivienda o local no cuenta con un suministro de gas continuo esta es la mejor alternativa. Funciona bajo procesos simples como son:

  1. Cuenta con un tanque que almacena el agua. Estas capacidades pueden ir entre 30 y 100 litros. Todo depende del modelo y marca del calentador eléctrico.
  2. En su interior existe una resistencia eléctrica la cual tiene como función calentar el agua almacenada.
  3. Cuando el equipo detecta que el agua llego a una  temperatura optima se apaga. El agua se mantiene caliente durante un tiempo gracias a los sensores y aislantes que la mantienen a la temperatura ideal.
  4. En caso de pasar horas sin usarlo el agua bajara su temperatura. El proceso se repite de forma automática o cuando lo solicite el usuario.

Ventajas

  • No requiere instalar tuberías de gas.
  • El agua sale rápidamente al abrir el grifo y a una temperatura adecuada.
  • Además, la temperatura del agua es continua y sin interrupciones.
  • Inicia su proceso de calentar el agua con cualquier tipo de caudal.

Inconvenientes

  • Es de mayor dimensión por lo que ocupara más espacio donde lo ubiquemos.
  • Si el agua caliente  se agota tardará un tiempo en volver a calentarla.
  • El consumo de energía eléctrica para su funcionamiento es mayor.

 

 

 

Subscríbete a nuestro boletín de noticias

Subscríbete a nuestro boletín de noticias

Subscríbete para recibir noticias sobre ofertas personalizadas, próximas formaciones gratuitas, y mucho más

Aceptación de la política de privacidad

You have Successfully Subscribed!